Este 5 de enero, Corea del Norte disparó más de 200 proyectiles de artillería hacia la zona marítima de amortiguamiento. Corea del Sur ordenó la evacuación de las islas.

Entre las 9 y las 11 a.m. (hora local), Corea del Norte disparó más de 200 proyectiles de artillería en la costa occidental, muy cerca de las islas surcoreanas de Baengnyeong y Yeonpyeong. Aunque la descarga de artillería cayó dentro de la zona de amortiguamiento, al norte de la Línea Límite del Norte, por fortuna, no causó daños a la población ni al ejército surcoreanos, según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur (JCS).

Evacuaciones

En respuesta a las provocaciones de Pyongyang, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap, la marina surcoreana lanzó ejercicios con munición real en la isla de Yeonpyong, pocas horas después del ataque.

Las autoridades de las islas de Bangnyeong y Yeonpyeong ordenaron la evacuación de los residentes de las dos islas surcoreanas como medida preventiva. «Hemos anunciado la evacuación después de recibir una llamada de una unidad militar diciendo que estaba llevando a cabo un ataque marítimo en la isla Yeongpyeong debido a una situación de provocación norcoreana», aseguró  un funcionario de la agencia.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur denunció un «acto de provocación que amenaza la paz en la península coreana», mientras que China, aliado de Corea del Norte, hizo un llamado a la moderación de todas las partes, a la abstención de medidas agravantes y pidió evitar una escalada mayor.

Esta escalada militar, es una de las más graves en la península desde 2010. Se produce tras una ráfaga de declaraciones bélicas del líder norcoreano Kim Jong-Un, que ya había amenazado en los últimos días con «aniquilar» a Corea del Sur y a Estados Unidos.

Zona de tensión

Esta zona ha sido durante mucho tiempo punto crucial entre ambos países. Trazada por Naciones Unidas para evitar nuevos choques tras la firma del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea en 1953, la línea de demarcación marítima (Línea Límite del Norte) es rechazada por Corea del Norte, que defiende que la divisoria debe situarse más al sur.

Los ejércitos de las dos Coreas técnicamente siguen en guerra al no haberse sustituido el mencionado armisticio por un acuerdo de paz. Los choques han dejado más de 50 muertos, principalmente militares, de ambos bandos en los últimos 20 años. En esa zona también resultó hundida por un torpedo norcoreano la corbeta sureña ROKS Cheonan y 46 de sus tripulantes perdieron la vida.

La isla surcoreana de Yeonpyeong está situada en el mar Amarillo, unos 80 km al oeste de la ciudad de Incheon y a 12 km al sur del litoral de la provincia norcoreana de Hwanghae.